Procesos Monitorio, Diferencias y Semejanzas

Proceso Monitorio, Diferencias y Semejanzas en el Derecho Comparado.- 

dinero cordobas nica 

El primer Código de Procedimiento Civil de Nicaragua fue terminado el  22 de Mayo de 1871 y aprobado el 18 de Marzo de 1875. El segundo Código de Procedimiento Civil de Nicaragua, entró en vigor el 1 de Enero de 1906 y también incorporaba en el texto de ley dos leyes anexas la del Notariado y la del Colegio de Abogados. El contenido normativo se inspiró principalmente en los Códigos de España y Chile.

 

Sin embargo el proceso monitorio en esos momentos el Código de Procedimiento Civil escrito no lo adoptó ni incorporo en 1906 es hasta en este siglo XXI que con la entrada en vigencia del Nuevo Código Procesal Civil de Nicaragua en nuestro país se incorporó en la normativa  el proceso monitorio y éste es un aspecto novedoso del Código de Procedimiento Civil.

 

Al estudiar la normativa me di cuenta que conociendo sus origines, conociendo que legislaciones lo incorporaron advertí realmente aspectos interesantes que diferencia el proceso monitorio Nicaragüense del proceso monitorio de otras legislaciones, además sabemos que en los países de Latinoamérica es loable y ha sido determinantes en la mayoría de las modernizaciones de nuestra legislación procesal oral la influencia y experiencia que tenemos de la legislación española y de Chile. Advertí entonces semejanzas y diferencias entre ciertos aspectos del proceso monitorio que se regula en el Código Procesal Civil de Nicaragua y en países de Europa como Alemania, Austria, Portugal y parte de Suiza y otros países de Latinoamérica como Colombia, Brasil, Uruguay, Perú, Venezuela, Honduras, etc. Lo desarrollo de manera general y no de manera más particular por razones de que éste es un artículo corto, por eso procuro hacer un resumen enumerativo de las Semejanzas y diferencias.

 

Partiendo que es  importante también tener en cuenta que el Proceso Monitorio tiene su origen o mejor dicho las primeras manifestaciones las encontramos en el Derecho Romano, debido a esta institución jurídica como otras instituciones procesales fueron  los primeros en adoptar  el proceso monitorio. Es hasta en los Siglos XIV y XVI es que se tiene conocimiento de las primeras nociones del proceso monitorio, el Jurista Chiovenda lo definía este procedimiento como una amenaza y mandato que obtendrían  a priori los acreedores para que los deudores les pagaran sus deudas.

 

El proceso monitorio en nuestra legislación Nicaragüense en el Código de Procedimiento Civil de Nicaragua (CPCN) se establece en el libro cuarto en los artos. 526 CPCN al arto. 535 CPCN, “…como una nueva forma de procedimiento concebida para darle solución a las pretensiones dinerarias de poca monta, de una manera rápida y eficaz, para la protección a los pequeños comerciantes como usuarios de justicia, que deban acudir ante la autoridad judicial para hacer efectivos sus créditos, con la debida celeridad..”. (Pág. 287 Manual del Discente Derecho Procesal Civil)

 

Existen dos tipos de procesos monitorios, el primero es el proceso monitorio puro, que consiste en que el Judicial dicta la orden judicial de pago por solo la voluntad unilateral del deudor y sin probar  nada , este proceso monitorio lo adopta Alemania, Austria, Portugal y parte de Suiza, y el segundo tipo es el documental, es decir aquel que requiere para su admisión o para que el judicial dicte su resolución siempre que exista un documento justificativo de la deuda,  lo adoptan países como España, Italia, Francia, Chile, Colombia, Brasil, Uruguay, Perú, Venezuela, Honduras y Nicaragua entre otros, pero la mayoría de los países latinoamericanos lo han adoptado. Es importante destacar que Nicaragua aunque adopta el proceso monitorio documental considero que en relación a los Documentos y acreditaciones o pruebas que deben acompañarse a la solicitud según el arto. 529 CPCN establece una lista numerada de documentos pero en esta mismas disposiciones se incorporan aspectos novedosos como es la existencia de cualquier señal física o cualquier otro documento creado por la parte acreedora y deudora que documenten la relación jurídica entre ambos, lo que quiere decir que con el desarrollo y auge del comercio en línea todos los documentos y transacciones en línea también podrán demostrarse, un ejemplo con la firma electrónica, con dar clic y aceptar condiciones y formas de pagos en línea.

 

Diferencias y Semejanzas.-

Ahora si hablaré específicamente de esas Diferencias y Semejanzas que existen, si bien es cierto los países de Alemania, Austria, Portugal y parte de Suiza fueron los primeros que incorporaron este proceso en sus ordenamientos jurídicos, sin embargo es importante reconocer que el Proceso Monitorio implementado en España y Chile has sido los  más influyente en los demás países de Latinoamérica, y ha sido el que adoptó Nicaragua como aspecto novedoso en el Código de Procedimiento Civil.

Entre las principales diferencias y semejanzas que pude identificar, porque pueden haber más y aquí no lo expreso todo, señalaré las  siguientes:

La deuda debe ser una suma de dinero. Esto lo adopta todos los países Alemania, Austria, Portugal y parte de Suiza, España, así como Italia, Francia, Chile, Colombia, Brasil, Uruguay, Perú, Venezuela, Honduras y Nicaragua, sin embargo en otros países como Venezuela y el Salvador se puede cobrar cosas fungibles, bienes muebles, obligaciones de dar, hacer y no hacer, pero se está más de acuerdo por la mayoría de las legislaciones en que la naturaleza sea civil, mercantil y laboral.

En el arto. 526 CPCN  del Código Procesal Civil Nicaragüense establece debe ser una suma de dinero liquida, vencida y exigible,  no hace el Código diferencia en que si sólo se podrán cobrar sólo sumas dinero en moneda nacional y no extrajeras, pero aunque aquí no exprese debemos saber que si se pueden cobrar sumas en moneda nacional y extranjeras, aunque en  la Ley Monetaria arto. 3, debe hacerse la conversión al cambio oficial del dólar y cobrar el equivalente en la moneda nacional, pero que pasa con  las relaciones comerciales que hacen pequeños comerciantes en línea o de la manera tradicional, pero como es cada vez más común que extranjeros quieran no sólo invertir en Nicaragua sino adquirir productos de pequeños comerciantes, ésta sería una limitante o problema con la que se encontrarán muchos comerciantes, los pequeños comerciantes deberán tener esto muy en cuenta al momento de hacer las transacciones y definir que sean con la moneda nacional o extranjera, porque actualmente sólo se reconoce el dólar, a lo mejor con posterioridad se incorporan otras monedas extranjeras, máxime cuando el comercio está creciendo y es una política de nuestro Estado Nicaragüense desarrollar las actividades de comercio provenientes de Emprendedurismo y las pequeñas empresas del sector público y del privado.

No se requiere probar la deuda como requisito sine quanon para demostrar la relación jurídica, de tal manera en los procesos monitorios que adoptan el Sistema Puro  como son Alemania, Austria, Portugal, parte de Suiza, España y también en países germanos consideran no se requiere probar con documentos la obligación, sin embargo los que optan por el modelo documental, que es el que adoptan la mayoría de países de Latinoamérica y los que integran la unión europea como son: Italia, Francia, Chile, Colombia, Brasil, Uruguay, Perú, Venezuela, Honduras, Salvador y Nicaragua, entre otros adoptan en sus Códigos que puede probarse la obligación no sólo con documental sino con otras pruebas que justifiquen la deuda. Esta posición es la adoptada por Nicaragua en el arto. 529 CPCN, porque dice esta disposición “…cualquier otra señal física, documentos privados de cualquier forma o  clase, aún creados unilateralmente por la parte acreedora…” .

Es importante señalar que en Nicaragua con la globalización y el crecimiento del comercio en línea o informal pero en línea o de manera tradicional, aquellas deudas contraídas por tipos de transacciones a través de la internet podrán ser cobradas, aunque consten en evidencias no tradicionales, es decir que estas consten de manera virtual, son también exigibles. En relación al vencimiento es lo que los acreedores deberán incorporar y tener en cuenta al momento de entablar la relación jurídica porque hasta del tiempo o plazo en el pago depende la exigibilidad. Si son deudas cuyo plazo es por trimestre si no se cobra en ese semestre puede alegar el deudor la prescripción.

En el derecho comparado es coincidente y una semejanza en todos los ordenamientos jurídicos en que el Juez Competente es el del domicilio del deudor. Así lo establece el Código Procesal Civil de Nicaragua en el arto. 527 CPCN,  respetándose los derechos del deudor reconocidos constitucionalmente, atendiendo a los principios rectores de este proceso como es el de primacía constitucional establecido en  el arto.1 CPCN y arto. 182 de nuestra Constitución Política, también por ser reconocido en el ordenamiento jurídico nacional e internacional del derecho de defensa y de la no sustracción del Juez que por ley le corresponde el del domicilio del deudor este principio está contenido en el arto.9CPCN.

Algo novedoso que debemos tener en cuenta en Nicaragua es que ya se cuenta con la Ley de Comercio en línea, la firma electrónica, que permite realizar transacciones de manera segura a través de formas de pago autorizadas y atendiendo a lo establecido en la Ley de Comercio en línea, sujetándose a las disposiciones y condiciones establecidas en esta ley los comerciantes que adopten este tipo de comercio, que ha tenido más auge en los últimos años, dependerá entonces de la prueba aportada por la parte acreedora la que determinará el origen de la relación contractual, la exigibilidad de la deuda y el vencimiento de dicha deuda, por ello estos aspectos deberán estar justificados con pruebas para ser acompañados a la solicitud para que sea admisible y declarada con lugar el requerimiento de pago.

 

Otro aspecto a señalar es en relación a la cuantía que determina la competencia para que los Jueces conozcan de estos procedimientos monitorios cuyo fin es exigir el pago de la deuda en países como Francia, Italia, Alemania, España, Portugal, Austria, entre otros no tienen límites en relación a la cantidad liquida exigible (incluyendo la deuda e intereses devengados), pero en los países latinoamericanos, si tienen límites. En el caso de Nicaragua la cuantía es hasta C$50.000,  según el Acuerdo de Corte Plena del 30 de Marzo de 2017.

 

Pero la mayoría de la Doctrina está de acuerdo a que no se tenga limites, pero Nicaragua adoptó el limite, y en esto estoy totalmente de acuerdo, porque como mencioné anteriormente en nuestra legislación las  razones de la existencia de este proceso monitorio es para proteger a comerciantes, emprendedores, inversionistas y demás personas que de manera formal o informal se dedican al comercio pero son pequeños comerciantes, máxime cuando es una política de nuestro Estado Nicaragüense combatir la pobreza a través de la promoción del comercio, Emprendedurismo, además esto es parte de la ejecución de normativas que garantice seguridad en las relaciones comerciales a través de las alianzas público privadas para promover el crecimiento de las MIPYMES, así como  negocios o empresas nuevas que están en crecimiento, lo cual promueve que no existan pérdidas ni disminución en la actividad comercial, que sin este tipo de procesos sería difícil de promoverla y lo que se pretende es asegurar de manera más efectiva y segura sus transacciones comerciales, promoviendo así el desarrollo del país y el crecimiento de la economía de nuestro país.

 

Coinciden también en el Derecho Comparado la utilización de formularios, que también están contenidos en las 100 Reglas de Brasilia, lo cual tiene como fin garantizar el acceso a la justicia, agilidad, celeridad  en los procesos y más importante aún es que éstos formularios sean accesibles y gratuitos para estos usuarios de los servicios de justicia. El arto.36 sección 4ta de las 100 Reglas de Brasilia establece el uso de esos formularios. Siendo estas disposiciones adoptadas y con plena vigencia en nuestro país.

 

Considero que para garantizar la accesibilidad y gratuidad en Nicaragua, éstos aunque ya están disponibles en la página web del Poder Judicial, debe existir la posibilidad que ese Formato se llena en línea y luego se imprime y se presenta, en un inicio, pero a lo mejor posteriormente ni siquiera se debería imprimir, sino que está solicitud debería ser  directamente editada y enviada en línea, ahorrándose impresión de papel, tiempo los usuarios  y contribuimos a la protección del medio ambiente porque se haría menos uso de papelería.

 

También sabemos que en nuestro país existe una realidad y es la siguiente, pese a que actualmente más personas acceden a la internet, siempre los más vulnerables por razón de condición económica, edad, género, nivel de educación, pertenecer a grupos minoritarios  y otras razones, criterios de vulnerabilidad según se establece en las 100 Reglas de Brasilia Sección 4ta (34), sección segunda del 1 al 10 muchas veces no pueden acceder por su limitantes, pero será responsabilidad  nuestra personalmente, a través de instituciones públicas y privadas  empoderar a los nicaragüenses para que se empoderen de sus derechos y ellos mismos realicen estos trámites por lo menos la solicitud con documentos adjuntos que prueben sus derechos o bien comparecer sin necesidad de la asesoría de un Abogado, que les permiten evitar ser objeto de cobros excesivos, sin embargo para la audiencia deberá siempre garantizarse la defensa, si es necesario por razones de vulnerabilidad, o bien atendiendo a la defensa material y técnica establecida en arto. 34.4 parte final de ese artículo de nuestra Constitución Política Nicaragüense pero siempre cuidando que sean usuarios y usuarios que sean vulnerables, porque la Defensoría Pública actualmente no dispone de recursos humanos para garantizar a todos los usuarios este servicio, pero si es necesario garantizar este derecho entonces será necesario nombrar más defensores que atiendan estos procedimientos, pero atendiendo a esas razones de vulnerabilidad  o los criterios de acceso a los servicios de la Defensoría Pública emitidos por la Dirección de la Defensoría Pública, por razones de vulnerabilidad y de acuerdo a los ingresos económicos del solicitante es que estamos ejerciendo estas causa, la limitante es que algunas no cumplen con los requisitos de exigibilidad, vencimiento y muchas adolecen de pruebas que justifiquen la relación acreedor y deudor, sin embargo la importancia que tiene que estos usuarios acuden a realizar una Mediación Previa garantiza que a través de una Mediación  obtengan el Pago o por lo menos en ese documento deben procurar los acreedores contener todos los elementos necesarios para posteriormente solicitar el pago a través del proceso monitorio. Es entonces trascendental que en Nicaragua el trámite de Mediación como un requisito previo para  estos procesos monitorios.

 

Es importante siempre la Asesoría de un Abogado Gratuito para evitar indefensión, especialmente en aquellos que por su condición de vulnerabilidad no puedan llenar ni imprimir el formulario, o adolecen de pruebas o las presentadas no justifican la relación jurídica, estos deben  ser asistidos por la Defensoría Pública para garantizar el acceso a la justicia y cumpliendo con las 100 Reglas de Brasilia Sección 4ta (34) porque los vulnerables por razón de condición económica, edad, género, nivel de educación, pertenecer a grupo minoritario, etc, son beneficiarios de las reglas conforme a  la sección segunda del 1 al 10,  además por más sencillo que estos casos sean también en algunos supuestos requerirán ciertos conocimientos y pruebas que sólo mediante una estrategia del caso elaborada por un Abogado podrá garantizarse el ejercicio efectivo del derecho de los vulnerables.

 

En estos procesos monitorios en algunos países como Italia, Venezuela, Nicaragua, Chile y en la mayoría de países latinoamericanos permiten la adopción de  médidas cautelares, y en razón de garantizar el pago o la evasión por parte del deudor. En Nicaragua el arto. 344 CPCN establece que se pueden adoptar médidas cautelares siempre que se estime necesario para la protección de los derechos y en estos casos sería garantizarse el pago.

 

En relación a si es un verdadero proceso contradictorio invertido no podríamos afirmarlo en su literalidad, pero si es un proceso especial en el que se garantiza el derecho al deudor que se oponga, pague, justifique la deuda o su silencio también conlleva a que tiene oportunidad de contradecir o defenderse en este proceso. El contradictorio es de carácter procedimental más que literalmente porque al existir el silencio, esta forma es negativa para el deudor y materialmente si es una indefensión, pero es similar a la rebeldía,  una condición que se produce por la acción del deudor que no contesta, pero ello está concatenado con el arto. 41 CN que establece que es obligación de todos nacionales y extranjeros pagar sus deudas. De tal manera que nuestra constitución respalda la seguridad, confiabilidad y el valor ético de la honestidad, lo que generara un ambiente de confiabilidad y seguridad en las relaciones comerciales de índoles civil, mercantil, laboral que permitan y promuevan el desarrollo  y crecimiento económico de nuestro país.

 

La oposición del deudor como dijimos antes se establece sólo en los procesos monitorios documentales en los puros no se establece, en lo que se diferencia es el tiempo en que se otorga al deudor para que pague.

 

En todos los ordenamientos Europeos o latinoamericanos la emisión del mandamiento de requerimiento de pago produce el efecto de cosa juzgada, porque el Código pese a que no lo dice expresamente, sin embargo por la naturaleza de los fines de este procesos que es un proceso especial para obtener el pago de deudas dineraria y evitar que las partes interpongan sobre una misma cuestión  diversos litigios sobre lo mismo.

 

CONCLUSIONES.-

Al concluir debo decir que el proceso monitorio es un proceso especial, deben existir mecanismos que permitan que en los casos que las justificaciones no sean escritas se acepten  cada vez más las pruebas no convencionales, serian las que demuestres como señal o evidencias físicas o virtuales (a través de medio digitales o electrónicos)  por el crecimiento en la modalidad de relaciones comerciales a través de la internet y muchas de ellas no son seguras ni se establecen una relación jurídica, específicamente cuando los negocios son informales

 

La existencia de la relación jurídica debe ser un requisito sine quanon, que pasaría con aquellos que por ley no están formalizados, ni inscritos sus negocios o hacen comercio en line de manera no autorizada por la ley o instituciones autorizadas. De tal manera que deberá el órgano jurisdiccional derechos de las personas que a través del derecho regulan sus relaciones jurídicas y no a los que se encuentren fuera de ello. Esta afirmación la hago atendiendo a lo establecido en el arto. 14 que establece la buena fe y lealtad procesal debido a que existiría una colisión del derecho que es que por una parte se promueva que crezca el negocio informal y exista una cultura de no pago  de uno y otro. Promoviendo de esa manera en este sector o tipos de relaciones jurídicas que ambos estén amparados en el derecho.

Con el crecimiento del comercio electrónico y nuevas modalidades de relaciones jurídicas y comerciales que se establecen a través de la internet, los tipos de pruebas para este tipo de créditos o formas de pago, que posteriormente pueden incumplirse , deberá hacerse  cada vez más uso de las pruebas e medios técnicos establecidos en el arto. 288 CPCN, más que la utilización de prueba documental.

 

Hasta aquí planteo algunos aspectos, sin embargo no podría decir que esta es verdad absoluta, o que más adelante o a lo mejor ya los datos varíen al momento en que leas este artículo, pero recordemos que con el valor de la  honestidad individual y colectiva debemos contribuir a que se garanticen los derechos de obtener  crédito y la seguridad que las transacciones son seguras y que el deudor debe pagar  sin que exista una razón poderosa para no hacerlo.

 

BIBLIOGRAFIA

 

Concurso de SEO Raiola manda y no el panda